sábado, 18 de octubre de 2008

Verdad de perogrullo LXXXV

Hay dos clases de personas: las que al cerrar la puerta de un auto ajeno "la hacen giratoria" y las que tienen que cerrar dos veces porque la primera la dejaron entreabierta.

24 comentarios:

¨ dijo...

soy dos clases de personas!

Angelus dijo...

Estaría bien que los autos ajenos vinieran con un panel donde uno pueda indicar cuántos años tiene, cuánto pesa, cuánto mide, cada cuánto va al gimnasio, etc. para luego indicar: cierre la puerta con la misma fuerza con la que a) levanta una copa b) se tira un pedo c) levanta un cajón de cerveza etc. (no estoy acostumbrada a medir fuerza).

Yo soy de las que tienen que cerrar dos veces.

Boo! dijo...

Yo soy de los segundos. Prefiero pecar de prudente de que rompe-puertas.

Nanys dijo...

A veces la hago giratoria, de puro descuidada, y otras veces, por no querer hacerlo, termino abriendo y cerrando hasta que queda bien, o hasta que el remisero o taxista me dice: dejá nomás (con cara de: boluda, ni una puerta sabés cerrar jajaja)

Araceli dijo...

`Cada vez que me subo a un taxi la hago giratoria, y de la verguenza me paso todo el viaje pidiendole disculpas al tachero.

Botona dijo...

No, che, que estamos aquellos firmes de mano que medimos la puerta cuando la abrimos y ni lo uno ni lo otro

...::Ameliah::... dijo...

Ajajajajajajaja... A mi me pasa primero la segunda y después la otra... No le encuentro el punto medio nunca... Vos cual sos?

Soleaspe dijo...

Yo cierro y siempre chequeo que quedó bien cerrada, costumbre vio!

Cookie dijo...

Como a mi no me gusta que me etiqueten me turno para hacer los dos tipos de cierre.

:D

Pau dijo...

Vale oscilar entre uno y otro tipo?

Il Capo dijo...

¨
Lo admito: yo también... Como mínimo... ;)

Angelus:
Uy... Creo que es más fácil probar con las dos formas, ¿no? ;)

[por cierto... ¡gracias por el link! Agregado tu blog ya en este]

Boo!
Eso es casi una definición de estio de vida, ¿no?

Nanys:
Alcoyana-Alcoyana.

Araceli:
Jejeje... ¡El tachero te sufre x2!

Botona:
Mi más sincera admiración (y mi leve cuota de escepticismo ;) ).

Ameliah:
Depende el día y el auto... Pero soy más de la segunda...

[misma aclaración que para Angelus]

Soleaspe:
De inofensivas manías está empedrado el camino al manicomio... ;)

Cookie:
Sí, sí... Sos, como yo, de la Tercera Posición.

Pau:
Vale... Los comentarios y mi vida así lo demuestran...

A todos, gracias por comentar.

hormiga dijo...

yo soy la segunda completamente... son contadas las veces que no tengo que volver a cerrarla o las veces que me pongo contenta por haberla cerrado bien de una!

Il Capo dijo...

Lo mismo que le dije a Boo! va para vos...

Ari dijo...

Che, me querés decir que carajo te pasa por la cabeza para publicar esto un sábado a las 5 y pico de la matina?
No me vayas a decir que venias en un tacho o en un auto de vuelta a tu casa, viste la situación de la puerta (o ambas posibilidades) y dijiste "esto lo tengo que postear!"

¿Tengo razón? :)

Il Capo dijo...

Emmm... Naaah... Mirá si... Mirá si va a ser eso...

...


...


Sí, fue eso.

Café con tostadas dijo...

Estuve prestándole atención al tema...

Soy tipología 2 con leves arranques de clase 1,

pero es de puro torpe! lo jurojuro

Il Capo dijo...

¡No es de pura torpe! ¡Es una definición de personalidad en sí misma!

Gracias por darle al tema la atención que (no) se merecía...

Porta dijo...

Alguien se la juega y explica *que implica* pertenecer a una u otra clase?
yo lo haría, pero mejor no

Il Capo dijo...

Pago por ver, Porta.

Yo lo haría, pero condicionaría el post... Me parece mejor leer hipótesis...

wallyzz dijo...

soy de los del numero 2ssss

GaLa dijo...

M? me hago cargo de los dos stereotipos, con los cuales el conductor del vehiculo en ambas circusntancias termina pensando que soy una boluda o poque se tiene que comprar una puerta nueva o porque no se cerrar una puerta....tendrian que crear un dispositivo como esas puertas que cierran solas nO?

Porta dijo...

(Conste que lo pidió el dueño de casa)

La fácil.

El que la deja giratoria: No le interesa la puerta ajena. Se descartan accidentes (huy, se me escapó) y el simple argumento de "para abrir estaba dura pero cierra fácil".

El que cierra dos veces: Demasiado considerado. Hasta cubierto por un halo de miedo. Respetuoso.

Ahora, la difícil.

Básicamente, la gente que pertenece a la primera categoria debería ser tildada sencillamente como despreciable (Siempre descartando accidentes, se entiende).
Mi primer impulso fue considerar que era gente incapaz de medir su fuerza física, pero ahora me decanto por creer que necesariamente tienen que demostrar desinterés por el prójimo de algún modo (Mirá como te gira la puerta. Saludos al chapista). Y nada mejor que una buena sacu-puerta para demostrar quien manda. Son, en general, las mismas personas que te empujan para entrar al subte porque ellos *tienen* que subir, o bien te clavan un codazo en la oreja porque *tienen* que atender el celular.
Dicho de otro modo, gente que no acepta joderse y que, ya puestos, *que se joda el resto*.

El que termina cerrando dos veces tampoco es un pan de dios. Creo que estamos hablando de personas que viajan encerrados en su propio universo prestando poca atención a hechos relevantes y concentrándose en pavadas afines a su divague en curso ("uia. se acerca el verano y las flores del jacaranda son menos violetas que al principio de la primavera. esto habría que bloguearlo").
Gente sensible, si, pero generalmente despistada. Así te los llevas por delante cuando querés entrar al subte y los ves concentrados leyendo los titulares de las revistas truchas de psicología que tienen en los puestos de diarios. Los mismos que necesitan 2 minutos reloj frente a una heladera para decidir si toman té helado lipton o paso de los toros pomelo light.

ponele.

sincericida dijo...

jajaja!
tambien estan los q se bajan y no cierran la puertas xq esperan q el que se queda adentro se las cierre!

Il Capo dijo...

Wallyzz:
Bien. Me caen mejor.

Gala:
Otra bipolar. Bienvenida.

Porta:
Soberbio, como siempre. No esperaba menos.

Sincericida:
A esos últimos no los conocí, pero son odiosos.