lunes, 1 de septiembre de 2008

Verdad de perogrullo LXXXIII

Uno puede saber qué tan satisfecho está con su vida de acuerdo a cuánto tarda y qué pide al pedir tres deseos.

12 comentarios:

Cookie dijo...

A mí se me ocurren tres cosas para pedir, las tres muy grandes: volver a enamorarme, poder comprarme una casa y hacer un gran viaje.
Y aún así, hoy por hoy soy muy, muy feliz.

Claudia dijo...

robandole letra a cookie diría que se me ocurre también enamorarme, pero de alguien que me ame también, que no viva lejos, que ame a los animales, que adore el campo,y que sea más alto que yo, y que no sea estéril...por las dudas...

Ari dijo...

Si tomo tu verdad como absoluta, entonces debo ser un tipo muy feliz.
Me cuesta pensar 3 cosas que quiera tanto como para emplear un deseo en ellas :)

El antídoto dijo...

Te inspiré?
jajaja

Porta dijo...

Me intriga sobremanera eso de "desear enamorarte".
Ojo. no estoy en contra del amor ni mucho menos. De hecho, hace muchos años que estoy enamorado de mi esposa y creo que así seguiré aún después de que la muerte nos separe.
Lo de *desear enamorarse* me suena a *espero que aparezca mágicamente una persona que haga todas esas cosas que me enamoran, ergo, estaré enamorada*
(Se escuchan disparos de arma corta)
Posiblemente esté equivocado, pero (creo que) el amor, igual que las relaciones entre personas, es una construcción que requiere, además de sentimientos, un gran caudal de trabajo por parte de los involucrados.
Desear enamorarte parece que suena a esperar que llegue todo hecho. Me resulta más fácil de entender el deseo de encontrar a una persona *con quien* recorrer todo el proceso y enamorarse como consecuencia de eso.
Ya sé. La cagué. pero bueno.

Cookie dijo...

Porta, yo quiero todo eso que dijiste, pero no tenía ganas de escribir tanto.
jajaja
Un beso.

Candelaria dijo...

Che: Porta, como Gardel, d-escribe cada día mejor

Il Capo dijo...

Cookie:
Que pidas cosas grandes no significa que seas infeliz, claro está. La ecuación no es tan simple como esa.

Claudia:
En general se piden 3 cosas nada más... y no vale que una sea "tener 3 deseos más" ;)

Ari:
Si te cuensa pensar 3 cosas que quieras, quizás no sea signo de felicidad sino de vacío. Otra vez: la ecuación no es tan simple.

Antídoto:
Como te dije, no fue inspiración (la idea es de hace unos días) sino decisión (ver tu post me decidió a escribir el mío).

Porta:
No veo nada malo en desear enamorarte. Y no creo que nadie piense que eso significa chasquear los dedos y que aparezca la persona.
Es como desear tener una casa. Nadie asume en ese momento que no implica juntar la plata para eso, ¿no?

Cookie:
Ojo con expresar los deseos poco precisamente, eh... que no sabemos qué tan perspicaz es quien sea que los "escuche".

Cande:
No dejes de leer my $tumblr = shift;

A todos, gracias por comentar.

pillow of winds dijo...

Siempre pido lo mismo.

Tengo tres deseos de cabecera, que son como imposibles.

Quizá sea tiempo de bajar a la realidad y pedir cosas asequibles.

Il Capo dijo...

O quizás no, Pillow, para las cosas asequibles esté la fuerza de voluntad...

Bienvenida.

euge dijo...

Digo, eso de pedir tres deseos de sopetón siempre me deja nockeada y creyendo que la próxima sesión de terapia versará *sobre el dificil arte de automentirse con eso de los deseos* ....pero nunca *sobre la tierra debajo de la alfombra.*
querías cumbia?? TOMÁ.

Il Capo dijo...

Es lo mismo, Beba... Decidir cómo mentirse con lo de los deseos es parte de la tierra bajo la alfombra... ¡Tomá! ;)