domingo, 16 de octubre de 2005

Palabras del Profeta II

Maldito el que ceda a la tentación de la agenda, porque si era tilinga, o bagayo, o las dos cosas hace unos años, sólo pudo haber empeorado.

2 comentarios:

sincericida dijo...

existen excepciones! (escasas pero existen)

Il Capo dijo...

Existen, pero el riesgo es altisimo... ;)