viernes, 28 de noviembre de 2008

Verdad de perogrullo XCIII

Siempre hay un roto para una descosida.
El problema es cuando el roto hace que no encuentra el hilo y la descosida esconde el pegamento.

14 comentarios:

Candelaria dijo...

Ponete a zurzir TUS medias de una vez.
Prefiero saber que te convertiste en la costurerita que dio el mal paso antes que en el pelotudo que se durmió en el costurero........

Candelaria dijo...

Quise decir "zurcir" carajo

Sincericida dijo...

histeria entonces

Blonda dijo...

¿¿Histeria o simple y cruel desencuentro??

besos

Anónimo dijo...

para mi que habla de otra cosa mas profunda.

Julia... dijo...

No sé si crecí, pero definitivamente estuve ocupada.

Muy buena metáfora

Il Capo dijo...

Cande:
Jejeje... "El pelotudo que se durmió con el costurero" es muy bueno.
Y estás perdonada con la falta... Incluso a vos te puede pasar ;)

Sincericida:
No, nada que ver con la histeria, eh...

Blonda:
Tibio, tibio...

Anónimo:
No sè si màs profunda... pero sì màs particular...

Julia:
Gracias.

A todos, gracias por comentar.

ladesmadeja dijo...

muyy bueenaa ....


jajajajajaja


saludos...

Soleaspe dijo...

se quedan solos, o se cruzan con lo que no tenian que cruzarce haciendo que estos otros tampoco se acercen a sus rotos o descodisos.

Il Capo dijo...

Ladesmadeja:
¡Gracias!
Saludos para vos.

Soleaspe:
Sí, sí... Son dos claras posibilidades...

Jaki dijo...

Se pueden hacer tantas concepciones sobre esa verdad.

Il Capo dijo...

Sí, ¿no?
Por lo menos, acá hicieron varias... ¿Vos no te animaste, Jaki?

LuLu dijo...

A veces los miedos nos hacen quedarnos rotos o descosidos. Pueden ser miedos boludos en algunos casos, pero no por eso dejan de ser miedos que no nos dejan exponernos a que nos emparchen un poco

Il Capo dijo...

Lo dijiste vos mejor que yo, LuLu: me leíste la mente.