viernes, 21 de noviembre de 2008

Verdad de perogrullo XCI

Sólo una línea separa no querer conformarse de no poder satisfacerse.

9 comentarios:

Pau dijo...

Uh... y qué delgada es la línea! (Tan delgada como la roja... "La delgada línea roja"... ejem... chiste malo)

Sincericida dijo...

si, la misma linea que divide a la gente que intenta de la que se queda esperando que le lluevan soluciones.

Lucas.- dijo...

y está sobre un espejo?

hormiga dijo...

La línea es delgada, pero aún así, son cosas muy distintas. No querer conformarse puede tener connotación positiva, en cambio no poder satisfacerse me remite automáticamente a la histeria, a la infelicidad, el no descanso, no goce.

Candelaria dijo...

Si lo que buscás es excusarte, lo tuyo es un escusado.

:)

Te quiero tontito

Il Capo dijo...

Pau:
Jeje... Muy bueno no fue, no... jejeje...
Pero la línea es MUY delgada, sí.
(por cierto, me encanta tu nuevo avatar).

Sincericida:
Mmmm... No sé si equiparar las situaciones... Pero quizás tengas razón.

Lucas:
Ah, por lo de... Ahhh... claro como cuando tomás y... Ja...

No.

Hormiga:
Por supuesto. La idea es justamente esa. Somos muchos los que sostenemos la primera para no admitir que nos pasa la segunda.

Candela:
Y su contenido.
Yo a vos.

A todos, gracias por comentar.

Ana dijo...

Ultimamente las verdades de perogrullo me obligan a la acción... Y tmb me dejan sin muchas palabras mas que: muy bien 10 felicitado, Vaianella!
...sigo sumando material de investigación :)
besos!

el ojo dijo...

Esta certeza, dolió.

Il Capo dijo...

Ana:
¡Es que le juro que estudié, Profesora!

Ojo:
Sí, ¿no?