jueves, 3 de diciembre de 2009

Verdad de perogrullo CXVII

Criticamos a los jóvenes para disfrazar de alivio la bronca por no serlo más.

7 comentarios:

Karla... Solo Karla. dijo...

¡Auch! Eso punzó... Y mucho...

La vejez es toa...

Daniela dijo...

En unos de los pasajes del libro Satiricón, el personaje principal se queja de los jóvenes de su época (un par de siglos A.C.)
Podrías agregar q además de envidiosos los q se quejan de los jóvenes son muy poco creativos :p

Faras dijo...

¿Y los que se burlan de mi barba también lo hacen por envidia?

valentina dijo...

Ehhh, no hay que criticar!!!!! Ni tampoco hacerse el pendex, solo aceptar lops pensamientos distintos!!!

Zoila dijo...

Y... de alguna manera hay que desquitarse de que el cajero del coto te diga "señora" asi, sin anestesia

(!"$!$"!"%&%&%$"&%)

Juani dijo...

es muy verdad, pero como lei arriba prefiero un viejo choto puteando todo el dia a la juventud, que el mismo viejo choto tratando de encajar en esa juventus que le saco años luz.

un abrazo :)

Il Capo dijo...

Karla:
En LHNTDI somos punzantes hasta el dolor.
Y desconocemos el significado de la palabra "toa"...

Daniela:
Exacto. Y poco memoriosos... hace apenas algunos años nos quejábamos de que se quejaban de nosotros...

Faras:
No, sólo porque es rara.

Valentina:
Hacerse el pendex es la otra cara de la misma moneda, ¿no?

Zoila:
Te adoro.

Juani:
Como dije arriba, creo que son las dos caras de la misma moneda: la envidia.

A todos, gracias por comentar.