miércoles, 20 de agosto de 2008

La seguridad de los objetos II

Finalmente, perdí el sweater.

Aparentemente, y aunque nunca lo saqué de la valija, quedó en EEUU.

¿Cuántas cosas más habré dejado atrás en ese viaje?

4 comentarios:

Zara Basic dijo...

Y...era hora...tantos años, ya estaba desteñido, capaz

Una pena, porque era tan lindo!!

Beso nene!

P

Candelaria dijo...

No te mueras nunca, Zara!
(y seguí comentando)

Cookie dijo...

Lo importante no es lo que perdiste... lo importante es: ¿encontraste lo que buscabas?
Un beso.

Il Capo dijo...

Casi que responder esto ya no tiene sentido (ver el nuevo post), pero bueno...

Sí, Cookie, creo que encontré lo que buscaba... ¡y encima no perdí nada!

(¡y otro beso para vos, Pau!)